Lactancia Materna: Almacenamiento (parte 2)

Antes de empezar, les recomiendo leer el primer artículo que hice sobre lactancia para que entiendan mejor algunas de las cosas que voy a decir en esta segunda parte. Solo den click aquí para leerlo y después regresan a este 🙂

Me he dado cuenta que muchas mujeres no tienen ni idea de que la leche materna se puede almacenar (refrigerar o congelar) y eso conlleva a que desteten antes de lo esperado, especialmente las mujeres que tienen que regresar al trabajo antes de los tres meses porque no saben que pueden ir haciendo su banco de leche. Como les dije en el primer artículo que hice sobre lactancia, es muy importante documentarse sobre este tema si quieren dar pecho porque la lactancia es difícil y cansado y por más natural que sea tiene sus complejidades y entre más sepan más probabilidades tienen de cumplirla.

 «¿La leche refrigerada o congelada no pierde sus propiedades?”

La leche materna recién extraída es preferible a la refrigerada, y la refrigerada es mejor que la congelada. Esto es así porque la leche materna es materia viva y recién extraída cuenta con niveles superiores de antioxidantes, vitaminas y grasa que la leche refrigerada o congelada. Sin embargo, la leche materna congelada todavía es mucho mejor (más nutritiva) para tu bebé que la de fórmula.

En el primer artículo les mencione los beneficios y la importancia de la leche materna para el desarrollo del bebé entonces no hablaré de eso en esta segunda parte. Sólo quiero recordarles que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que los bebés reciban lactancia materna exclusiva hasta los seis meses y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años.

Bueno, empecemos porque tengo mucha información que compartirles.

Como Almacenar La Leche Materna:

La vida útil de la leche materna varía dependiendo de la temperatura, por ejemplo:

  • A temperatura ambiente, entre 28 y 35 grados centígrados (pensando en Nicaragua), puede durar una hora.
  • En un cuarto con aire acondicionado (entre 20 y 25 grados centígrados) puede durar hasta cuatro horas.
  • En una hielera con bolsas de hielo puede durar 24 horas (regio para las mamás que se sacan leche en el trabajo).
  • Refrigerada puede durar entre tres y ocho días (pero se recomienda usarla los primeros cuatro días).
  • Y congelada entre seis meses y un año.

Nota importante: la leche materna almacenada en la refrigeradora o en el freezer se guarda siempre lo más atrás donde la temperatura es constante, JAMÁS en las puertas.

Si no tienen el presupuesto para un sacaleches pueden usar la manos para extraerse la leche. Toma un poco de práctica pero al rato se vuelve mega fácil.

Pueden usar un sacaleches manual o eléctrico para extraerse leche y almacenarla, también pueden usar las manos (esto toma un poco de practica así que no se desmotiven). Antes de extraerla, lávense bien las manos y asegúrense que los recipientes de almacenamiento y las partes del sacaleches estén limpios y esterilizados.

Recipientes de almacenamiento:

  1. Bolsas especiales para leche materna que vienen ya esterilizadas (es lo que uso yo), Juguetería Toys vende de la marca Dr. Brown.
  2. Recipientes de plástico esterilizados como un biberón.
  3. Recipientes de vidrio previamente esterilizados (no se recomiendan usarlos si van a congelar la leche ya que se pueden quebrar con temperaturas muy bajas).

En mi caso, utilizo las bolsitas porque ocupan menos espacio en el freezer y yo hago un banco de leche grande en caso de que tenga algún viaje, trabajo o alguna emergencia. Mujer preparada vale por dos 😉

Pueden almacenar la leche materna en recipientes de plástico esterilizados cómo biberones o en bolsas especiales para almacenar leche materna.

 “Pero Adriana, no creo que pueda hacer banco de leche porque no me saco nada, con costo una onza”

Es súper normal que sólo se saquen una onza (incluso menos), especialmente si se sacaron leche después de darle pecho al bebé. Para crear un banco de leche tienen que tener MUCHA paciencia y empezar con tiempo. Si son de las que tienen que regresar al trabajo a los tres meses, les recomiendo empezar a sacarse leche desde las cinco o seis semanas pos-parto. Muchas mamás empiezan dos semanas antes de reintegrarse y se dan cuenta que no se están sacando lo suficiente para tener las onzas necesarias para cuando empiecen a trabajar y ahí comienza el estrés.

Para iniciar el banco de leche tienen que sacarse leche por lo menos cinco veces al día (antes o después de darle pecho al bebé) para que el cuerpo empiece a producir más leche. Recuerden, entre más estimulación más producción. No se frustren, sólo sean consistentes y disciplinadas y pronto verán los resultados.

Recomendación: compren el sacaleches de silicón para que se extraigan leche al mismo tiempo que dan pecho. Ahorran tiempo y esfuerzo 😉 Ahora hay de varias marcas, yo use de la marca Haakaa y Bumblebee.

Recomendación/tip: compren el sacaleches de silicón (ver foto) para que se lo pongan mientras le dan pecho al bebé. Es una maravilla, se van a sacar entre media o dos onzas extra en cada toma. Lo use con Ximena y me fue tan bien que el 80 por ciento de mi leche almacenada fue gracias a este producto.

“Ok, pero si sólo me saco una onza o media onza en cada extracción ¿cómo la voy a almacenar?”

Cada onza que ustedes se extraen la tienen que meter inmediatamente en la refrigeradora. Al final del día pueden mezclar todas las onzas en un solo recipiente (las onzas que se sacaron en las mismas 24 horas) siempre y cuando toda la leche tenga la misma temperatura.

Nota importante: No mezclar leche recién extraída (temperatura corporal) con la leche que está ya refrigerada.

Pueden mezclar la leche que vaya teniendo la misma temperatura en un solo recipiente. Sólo se puede mezclar la leche extraida en las mismas 24 horas. Recuerden etiquetar los recipientes con la cantidad de onzas y la fecha de extracción.

Por ejemplo, voy a empezar a extraerme cada dos horas para iniciar mi banco de leche. A las 8:00am me saque una onza, esa onza la meto en la refri. A las 10am me volví a sacar otra onza y también la meto a la refri. La extracción de las 12pm va a la refri también PERO ya puedo mezclar las onzas de las 8:00am y la de las 10:00am porque ambas ya tienen la misma temperatura, ya tengo dos onzas en un solo recipiente. Al final de día (tipo 7pm), cuando todas las onzas que están en la refri tengan la misma temperatura, puedo mezclar en un solo recipiente toda la leche extraida durante el día y almacenar como quiera (dejarlas ahí mismo en la refri o congelarla).

Lo más probable es que al final del día solo se hayan sacado tres o cuatro onzas y ¡está bien! Es normal, yo se que es mucho trabajo para sólo cuatro onzas, pero sigan con la tarea y pronto verán como los pechos empiezan a producir más leche.

Los bebés de lactancia materna toman entre tres y cinco onzas en cada toma/biberón cada dos o tres horas. Los bebés de tres meses toman alrededor de cuatro o cinco onzas.  La idea es almacenar entre cuatro y 10 onzas por día (uno o dos biberones) para que tengan entre 120 onzas y 300 onzas (mínimo 75 onzas) cuando empiecen a trabajar. Recuerden que cuando regresan a trabajar tienen que ir reponiendo la leche que el bebé está tomando en casa, esto lo hacen sacándose leche en el trabajo cada tres horas. La leche que se extraen en el trabajo la pueden guardar en una hielerita portátil con bolsas de hielo o con ice packs. Lean el primer artículo porque ahí lo explico mejor (den click aquí para leer el primer artículo).

Pueden guardar la leche materna extraída en el trabajo en una hielerita portátil con bolsas de hielo o Ice Packs para luego refrigerarla o congelarla al llegar a la casa.

Si enfrían o congelan la leche extraída, tienen que etiquetar los biberones o las bolsas con la cantidad de onzas y la fecha de la extracción; de ese modo, podrán realizar un seguimiento y gestionar bien la leche almacenada. Se usa la leche con la fecha mas «vieja» primero.

LES RECUERDO *****LAS MUJERES TENEMOS DERECHO DE SACARNOS LECHE DURANTE HORAS LABORALES, ESTÁ ESTIPULADO EN EL CÓDIGO DEL TRABAJO. LEAN AL ARTÍCULO 143 DEL CÓDIGO DEL TRABAJO. DICE QUE TENEMOS DERECHO DE SACARNOS LECHE/O ALIMENTAR A NUESTRO BEBÉ POR 15 MINUTOS CADA TRES HORAS Y ESE TIEMPO DEBE COMPUTARSE COMO TRABAJO EFECTIVO.*****

Datos importantes que deben saber sobre la leche materna almacenada:

  • La leche materna se expande al congelarse; por lo tanto, no llenen el recipiente de leche hasta el tope. 
  • La leche materna almacenada tiende a separarse en capas; la grasa (nata) queda en la parte superior así que muevan suavemente el biberón para mezclar las capas antes de alimentar al bebé.
  • Cuando alimentan con leche materna extraída utilizando un vaso o biberón, las bacterias de la boca del bebé pueden acabar en la leche de forma natural. Por éste motivo, es mejor desechar cualquier resto de leche que pueda quedar una vez transcurridas una o dos horas tras la toma inicial. Para evitar la pérdida de la leche extraída, siempre es una buena idea almacenarla en pequeñas cantidades (dos o tres onzas) y utilizar solo la cantidad que vayan a necesitar. Conforme pasa el tiempo van a saber cuánto toma él bebé y van a poder almacenar la leche con esa cantidad.
  • Es posible que la leche materna refrigerada o descongelada tenga un olor diferente. Esto se debe a la acción de una enzima llamada lipasa, que descompone las grasas y libera los ácidos grasos, un proceso que ayuda a evitar la proliferación de bacterias nocivas.
  • Algunas mamás pueden observar que su leche almacenada tiene un olor a jabón o rancio, es normal, si han seguido todas las pautas de almacenamiento seguro entonces pueden utilizarla sin ningún problema.

Como descongelar o calentar la leche materna

Para calentar o descongelar la leche materna deben meter el recipiente (biberon o bolsita) en agua tibia o pueden comprar un calentador de biberones.
  • Para descongelar la leche materna del congelador: pasen el biberón o la bolsa con la fecha más «vieja» al refrigerador durante toda la noche o 12 horas antes de que la vayan a utilizar. Si se les olvido no pasa nada, solo colóquenla debajo de un chorro de agua tibia o en un recipiente con agua tibia. Una vez que la leche materna esté descongelada pueden almacenarla en la refrigeradora, pero la deben usar dentro de las siguientes 24 horas. Pueden mezclar leche congelada con leche recien extraida siempre y cuando ambas leches tengan la misma temperatura.
  • Para calentar la leche materna deben colocar el biberón o la bolsa en un recipiente de agua tibia o debajo de un chorro de agua tibia hasta lograr la temperatura deseada. La leche materna se debe de dar semi-tibia o a temperatura ambiente. No es seguro calentar la leche materna en el microondas ni directamente en una olla debido al riesgo de que el bebé se queme con la leche caliente. Jamás poner a hervir la leche materna, pierde sus propiedades nutritivas y pueden quemar al bebé.
No se asusten si derrepente no pueden parar de almacenar leche materna, facilmente se puede volver una adicción. Con Victoria le pedí a mi esposo un freezer independiente para SÓLO leche materna jajajaja, gracias a Dios no me hizo caso jeje (foto tomada de Google)

Creo que cubrí lo más importante. No se estresen, yo sé que es mucha información, pero en verdad es bien sencillo. Después de unas cuantas semanas almacenando ya le van a agarrar bien a todo y serán unas expertas ;). Les advierto, se pueden volver adictas a almacenar leche y van a desear un freezer sólo para la leche materna jajaja :D. Happy pumping!

¡Bendiciones!

***TODAS LAS FOTOS EN ESTE ARTICULO FUERON TOMADAS DE GOOGLE***