lactancia materna: complejidad valiosa (parte 1)

Me tomó mucho tiempo publicar este post porque honestamente no sabía por dónde comenzar. La lactancia materna es algo TAN complejo “¿complejo? ¿cómo que complejo Adriana? si es lo más natural del mundo, debería ser algo fácil”. Si, debería de ser fácil, pero no lo es, y todas las mamás que me siguen y son lactancia materna saben que estoy en lo cierto. Hay taaaaaaaanta información nueva sobre la lactancia que hasta los mismos pediatras no saben. “¡¿Que?! Los pediatras deberían de saber todo sobre lactancia materna, ¡sería el colmo que no!”. De acuerdo, deberían, pero no es así. Gracias a Dios muchos de ellos en Nicaragua se han ido capacitando y actualizando sobre el tema, pero la mayoría no saben ni el cinco por ciento (al final del post les pondré el contacto de algunos pediatras pro-lactancia que son excelentes). Pero bueno, con éste post espero que aprendan un poco sobre éste maravilloso acto de amor que Dios nos ha regalado y que puedan identificar cuando una amiga, familiares o doctor les está dando información errónea.

Hay tantos mitos, miedos y suposiciones sobre la lactancia que se hace súper fácil tirar la toalla. Ademas, lo que les dice la abuela es ley porque pues, es la abuela (insertar tono de sarcasmo aquí). Hoy en día, si no estás informada y no tenes el apoyo de tu esposo o de tu familia lo más probable es que dejes de dar pecho al mes. Hablen con sus familias y esposos para que las apoyen cuando toque el momento, o por lo menos que se queden callados si no van a aportar nada bueno. Jamás se me va a olvidar el dia que estaba pasando por una crisis de lactancia con Victoria y mi mamá me dijo «mejor dale formula, la estas matando de hambre». Esas palabras fueron como cuchillos, me levante enojadísima y me fui a mi casa. Llamé a Gabriela Narvaez, consultora de lactancia y fundadora de Ciao Mamma, casi que llorando y me tranquilizó. Al dia siguiente llamé a mi mamá y le pedí (de la manera más nice) que por favor no me volviera a decir eso, que yo confiaba en mi cuerpo y que dar pecho era importante para mi y que necesitaba palabras positivas. Ella entendió y nunca más lo volvió a hacer. Ahora me full apoya y le encanta que me volví consultora de lactancia. Mi esposo me apoyó desde el inicio, con sólo decirle que no ibamos a gastar en formula lo convencí jajajaja.

Es importantísimo leer e informarse bien sobre la lactancia materna si es algo que REALMENTE quieren hacer. Vean como escribo la palabra realmente, en letras mayúscula. Porque si REALMENTE no quieren dar pecho y sólo quieren “probar” para ver cómo les va, entonces se van a frustrar, cansar y van a rendirse. Para dar pecho se necesita de mucha disciplina, PACIENCIA (creo que este post tendrá muchas palabras en mayúsculas jajaja), fuerza y APOYO. Es cansado, perdón, CANSADO (:P) y DEMANDANTE, sos un buffet de comida abierto 24/7, literal. “Ala Adriana, lo pones como si fuera demasiado dificil” ¡porque lo es! y tengo que ser honesta para que estén mentalmente preparadas, pero también es lo más BELLO Y HERMOSO que van a experimentar y no lo cambiaría por nada en el mundo. Lo bueno es que la etapa más difícil son los primeros tres meses, despúes se vuelve más fácil a medida que pasa el tiempo.

No hay ningún alimento que supere la leche materna, los términos “oro líquido” o “liquido milagroso” no podrían ser mejor usados para describirla. Es un alimento PERFECTO. La leche materna va cambiando su composición a medida que el bebé va creciendo porque sabe exactamente lo que el bebé necesita en cada etapa. Incluso, si el bebé está enfermo la leche empieza a tener más anticuerpos para combatir esa enfermedad. «Pero Adriana, ¿como saben los pechos que el bebé está enfermo y que necesita producir leche con más anticuerpos?» ¡a través de la saliva del bebé! ¿increíble verdad? para mi es asombroso, la naturaleza ES asombrosa.

Por aquí les dejo algunos de los beneficios de la lactancia materna para el bebé:

1. Reduce la mortalidad infantil: los niños que reciben lactancia materna durante los primeros seis meses de vida tienen 14 veces más probabilidades de sobrevivir que los que no la han recibido. Empezar a amamantar al niño desde su primer día de vida reduce la mortalidad del recién nacido en un 45 por ciento.

2. Protege al bebé contra numerosas enfermedades, es la primera inmunización del bebé. Contiene anticuerpos especiales que refuerzan el sistema inmunológico del bebé y le protegen contra infecciones respiratorias, gripe, asma, eccema crónico, infecciones de oído, diarreas, alergias y la lista sigue.

3. Evita el estreñimiento y es fácil de digerir por el intestino inmaduro del recién nacido.

5. Ayuda a prevenir la obesidad del bebé y futuras enfermedades crónicas.

6. Facilita y promueve el vínculo con la madre.

7. Disminuye el riesgo de muerte súbita del lactante (50 por ciento en el primer mes y 35 por ciento en el primer año).

8. Ayuda a reducir las probabilidades de Leucemia si se da pecho seis meses o más.

9. Se ha demostrado que la lactancia materna ayuda a que los niños sean más inteligentes debido a la intimidad física y el contacto visual con la mamá. En otras palabras, la leche materna tiene efectos positivos en el desarrollo del cerebro de los bebés.

Ahora les dejo algunos beneficios de la lactancia materna para la madre:

  1. Reduce el riesgo de depresión posparto
  2. Reduce el riesgo de anemia.
  3. Ayuda a perder peso después del parto (no es el caso para todas pero si en la gran mayoría).
  4. Facilita y promueve el vínculo con el bebé.
  5. Previene el cáncer de mama, el cáncer de ovario y el riesgo de osteoporosis después de la menopausia.
  6. Reduce el riesgo de sufrir diabetes más aún si ha sufrido diabetes gestacional.
  7. La recuperación postparto es más rápida.
  8. Puede aliviar el dolor de la cesárea.
  9. Protege de la hipertensión en la menopausia.
  10. Ahorro económico para la familia.

Seguro se estarán preguntando, si la leche materna es tan milagrosa, ¿entonces por qué muchas mujeres dejan de dar pecho? Yo definitivamente creo que la lactancia materna no es para todas. No es que no puedan, porque todas las mujeres pueden dar pecho (solo un tres por ciento de las mujeres en el  mundo REALMENTE no pueden dar pecho por factores biológicos) pero es tan cansado y tan sacrificante que no todas las mujeres tienen las fuerzas, disciplina o convicción para hacerlo. OJO: eso no significa que sean malas madres, para nada, primero viene la salud mental y emocional de la mamá. Yo no soy mejor madre sólo porque doy lactancia materna exclusiva, al igual que la que hace colecho no es mejor madre que yo (detesto hacer colecho jajaja).

Sin embargo, hay muchas mujeres que se mueren por dar pecho y terminan destetando a la semana, al mes o a los tres meses por falta de conocimiento y/o por falta de apoyo, así que por eso estoy haciendo este post.

Según la encuesta que hice en Instagram, éstas son algunas de las principales razones por la cual muchas mujeres dejan de dar pecho y empiezan a suplementar con formula:

1.Es que la “leche” nunca me bajo entonces le tuve que dar formula: esto de la bajada o de la subida de la leche es algo que a muchas mujeres las vuelve locas. ¡Se desesperan! Si no ven el líquido blanco saliendo del pecho inmediatamente se estresan y piensan que están matando de hambre al bebé. Muchas hasta me dicen “espero que me baje la leche para poder dar pecho”.  Es muy importante que sepan que lo primero que nuestros pechos empiezan a producir es el CALOSTRO. Es un líquido transparente un poco más espesito que «la leche” y salen sólo gotitas porque es justamente lo que el bebé necesita. Los recién nacidos tienen el estomago del tamaño de una moneda de cinco centavos, por eso se llenan rápido pero piden comer a cada rato. Para que sepan, el calostro es LA LECHE de inicio y es LA LECHE más importante que tu bebé necesita al nacer. El calostro es como una vacuna súper especial que tu cuerpo le está dando al bebé para prepararlo para éste mundo lleno de microbios y gérmenes. También prepara el estómago del bebé para «la leche” blanca que pronto te va a bajar y así la pueda digerir con facilidad. El bebé puede pasar tomando sólo calostro entre tres y siete días, en otras palabras, «la leche» puede tardar hasta siete días en bajar. Así que si tienen cuatro o cinco días de haber dado a luz y todavía no les ha bajado la leche blanquita, por favor tranquilícense, puede tardar siete días. Si no les ha bajado la leche blanca es por algo, algunos bebés necesitan más calostro que otros, la naturaleza es sabia. El calostro SI los alimenta, y no, no lo estan matando de hambre. Confíen en sus pechos igual como confían en sus pulmones o corazón.

2.Tuve que empezar a trabajar: Me he quedado asustada de la cantidad de mujeres que no sabían que la leche materna se puede almacenar. Por ésta razón muchas solo dan tres meses porque tienen que regresar al trabajo. Uno perfectamente le puede seguir dando leche materna estando en el trabajo, solo hay que tener un banco de leche antes de que vuelvan. La leche materna en un freezer puede durar hasta seis meses congelada (más sobre el almacenamiento de la leche materna en el siguiente post).

Por otro lado, hay muchas mujeres que si saben que pueden hacer su banco de leche pero piensan que será fácil, entonces deciden empezar a sacarse leche dos semanas antes de reintegrarse al trabajo y se dan cuenta que en dos semanas con costo tienen para cinco pachas. Yo les recomiendo que se empiecen a sacar POR LO MENOS mes y medio antes de regresar al trabajo. Es decir, a las seis o siete semanas postparto. ¿Es cansado? Si señora, es muy cansado. ¿vale la pena? Si señora, vale muchísimo la pena. Lo ideal es que entren a trabajar teniendo unas 75 onzas de leche materna almacenadas (15 pachas de cinco onzas). “Pero Adriana, con 15 pachas no hago nada”. La idea es que ustedes REPONGAN la leche que se está tomando el bebé en casa, por eso se tienen que sacar leche tres o cuatro veces en el trabajo. El horario de las que trabajan debería de verse algo así :

7am: Darle el pecho antes de irse al trabajo

9am/10am: Sacarse leche en el trabajo

12pm/1pm: Si trabajan cerca de sus casas vayan a darle pecho, si no, sáquense a la hora del almuerzo.

3pm: Sacarse leche en el trabajo

5:30p.m/6pm: Pegarte al bebé en casa

Esto es sólo un ejemplo para que se den una idea, yo sé que hay mujeres que tienen otros horarios, pero lo importante es extraerse/estimularse cada tres horas.

*****LAS MUJERES TENEMOS DERECHO DE SACARNOS LECHE DURANTE HORAS LABORALES, ESTA ESTIPULADO EN EL CÓDIGO DEL TRABAJO. LEAN AL ARTÍCULO 143 DEL CÓDIGO DEL TRABAJO. DICE QUE TENEMOS DERECHO DE SACARNOS LECHE/O ALIMENTAR A NUESTRO BEBÉ POR 15 MINUTOS CADA TRES HORAS Y ESE TIEMPO DEBE COMPUTARSE COMO TRABAJO EFECTIVO.*****

Eso de que “mi jefe dice que puedo llegar una hora más temprano o irme una hora más tarde” ¡NO! ¡NO! Y ¡NO! No es así, así vas a afectar tu producción de leche y vas a recurrir a la formula. No se dejen, eso no lo pueden hacer. Quince minutos cada tres horas, incluso, si la empresa tiene más de 30 mujeres la empresa está OBLIGADA a condicionar un espacio especial para dar pecho o para sacarse leche.

Ahora, yo sé que a veces uno no puede sacarse leche exactamente a las dos o tres horas porque tienen una reunión, una llamada o nos da pereza, para eso estan las 15 pachas almacenadas. Tienen una reserva para darle leche y asi no se estresan que al día siguiente no saben cómo van a reponer esa toma. PERO traten de cumplir el horario el 85 por ciento del tiempo para no afectar la producción de leche. Sólo porque tienen una reserva de 15 pachas no significa que se van a fresquear.

3. Mi bebé ya no quería el pecho, me lo rechazaba: Esto puede ser por varias razones, pero la más frecuente es porque prefieren el biberón que la teta. ¿Por qué? Porque la leche les sale más rápido con el biberón. Para prevenir que esto pase es mejor no introducir la pacha hasta después de las tres semanas, cuando la lactancia está bien establecida. Después de las tres semanas se le puede dar biberón tres veces a la semana para que se acostumbre. También es importante no cambiar el flujo de la mamadera del biberón, déjenlo en etapa 1 o etapa 2 (no pasen de los dos hoyitos). Después de las seis semanas pueden darle una pacha al día (asegúrense de sacarse leche para reponer esa toma y no afectar la producción de leche).

4. Ya no me salía leche o no fui lechera: creo que ésta es la razón más popular. En la lactancia hay algo que se llama crisis de lactancia, y pasa alrededor de las tres semanas, seis semanas, tres meses y al año. Las crisis, o brotes de crecimiento, suceden porque el bebé esta creciendo y necesita tomar más leche. ¿Como le manda ese mensaje a la mamá para que produzca más leche? queriendo estar en el pecho TODO EL SANTO DÍA, literal (más estimulación más producción). Durante una o dos semanas el bebé sólo pasa pegado al pecho comiendo, se frustra , se enoja, se pone bien lloroncito y echan buches. Ahí es cuando las dudas empiezan a surgir, pensamos que a lo mejor ya no estamos produciendo suficiente leche, que “lo estoy matando de hambre”. Pero NO, es totalmente lo contrario, tu cuerpo está produciendo más leche, solo es darse cuenta que están pasando por una crisis de lactancia y tener mucha paciencia. ¿Es cansado? SÚPER CANSADO, porque además de que solo pasan pegado al pecho también no duermen bien, se levantan más seguido en la noche, sus siestas se acortan y los pechos se sienten completamente blandos. Pero es una etapa, dura entre siete y 15 días, así que PACIENCIA, no le den formula.

5. Salí embarazada: es un gran mito de que dar pecho estando embarazada puede provocar abortos, contracciones, que el bebé nazca prematuro y que la leche ya no alimenta. La mamá puede seguir amamantando, pero el cuerpo empezará a involucionar, es decir a cambiar y prepararse por el nuevo recién nacido. Por ejemplo, los pezones se empiezan a poner sensibles nuevamente y alrededor de las 12 semanas se puede percibir una bajada en la producción de leche (pero no a todas les pasa). También la leche empieza a cambiar de sabor y el bebé se puede molestar y rechazar el pecho. Pueden seguir amamantando, no hay problema, incluso, dar pecho a un bebé y a un niño mayor al mismo tiempo es una práctica ancestral.

6. El bebé no subía de peso y el pediatra me mando a suplementar: esto pasa mucho, pero no es porque no estas produciendo leche, es porque a veces el término «a libre demanda» lo agarran demasiado literal. «Bueno, mi bebé lleva cuatro horas dormido, me dijeron que le diera a libre demanda, si no se ha despertado es porque no tiene hambre». En las primeras semanas ese termino no aplica, un recién nacido debe de hacer entre 10 y 12 tomas en 24 horas. Esto es un poco difícil porque los recién nacidos duermen un montón y cuesta despertarlos para comer, pero hay que hacerlo. Para evitar que el bebé baje de peso hay que pegárselo cada dos horas en el día y cada 3.5/4 horas en la noche (no dejar pasar más de cuatro horas sin que el bebé coma). “Pero Adriana, me lo pego y a los 10 minutos se queda dormido” ¡entonces hay que despertarlo! hacer de todo para que succione. Háganle cosquillas en los cachetes, en los piecitos, a veces hay que cambiarles el pañal (porque lo odian) o desvestirlos para que se despabilen. Después de las tres semanas se vuelve más fácil, están más despiertos (ahí si van a saber lo que es a libre demanda jeje).

7. Me dio Mastitis: la mastitis es una inflamación del tejido mamario y a veces conlleva a una infección. La mayoría de mujeres que sufren de Mastitis dejan de dar pecho. Yo sé que la Mastitis es sumamente dolorosa pero lo mejor que pueden hacer es seguir dando pecho (para vos y para el bebé). Es importante que el pecho se esté drenando para aliviarla. “Es que el doctor me mando antibióticos para aliviar la Mastitis entonces me mandó a suspender la lactancia”. No importa si les mandaron antibióticos, él bebe puede seguir tomando de tu leche, no pasa nada. Hay un montón de medicinas y antibióticos que se pueden tomar sin necesidad de dejar la lactancia. Para ver la lista extensa de medicamentos y antibióticos compatibles con la lactancia pueden ingresar a www.e-lactancia.org . Para prevenir una Mastitis lo mejor es asegurarse que él bebé esté drenando bien los pechos. Pegártelo cada dos o tres horas y que vacíe ambos pechos en cada toma.

El agarre correcto tiene que verse de la siguiente manera: nariz del bebé tocando el pecho, labios invertidos, mentón tocando el pecho.

8. Tenía lesiones en los pezones y no aguante el dolor:  tres palabras mágicas: agarre, agarre y agarre. Es normal que al inicio de la lactancia sintas incomodidad (primeras tres o cuatro semanas), pero es una incomodidad soportable. Esto se debe a la fricción de la succión del bebé pero el pezón se ira acostumbrando y perderá sensibilidad. Sin embargo, pegarte al bebé no debería de sacarte ni lagrimas ni sangre. Si los pezones empiezan a sangrar es porque el agarre esta pésimo y hay que corregirlo inmediatamente. Yo siempre recomiendo que vean videos en YouTube (los de Mamá Real Ciao Mamma son muy buenos), para que sepan identificar un buen agarre. Deben de corregir el agarre desde la primera vez que se pegan al bebé en el hospital para evitar lesiones. En la foto de arriba pueden ver cómo debería de ser el agarre del bebé.

9. Tuve una operación y me dijeron que tenía que suspender la lactancia por la anestesia y medicamentos: varias de ustedes me contaron que ésta fue la razón por la cual dejaron de dar pecho. No sé en detalle lo de sus procedimientos pero les puedo dar la siguiente información:

  • Se puede volver a dar pecho 24 horas después de haber sido administrada la anestesia general.
  • Si es epidural no hay necesidad de esperar.

Si es una operación agendada pueden hacer su banco de leche con tiempo para darle al bebé pacha con leche materna durante esas 24 horas (recuerden sacarse leche cada tres horas en esas 24 horas para mantener producción y evitar que se obstruya un conducto, pidánle a un familiar que les ayude). Si fue una operación de emergencia y no tienen banco de leche entonces denle formula esas 24 horas y después vuelven a darle pecho, no pasa nada.

Como les mencione anteriormente, hay una gran variedad de medicamentos y antibióticos que se pueden tomar mientras dan pecho. Muchas mujeres destetan porque supuestamente tal antibiótico es malo para el bebé y no es así. Pueden ingresar a www.e-lactancia.org y consultar si el medicamento que le recetaron es seguro durante la lactancia.

Bueno, creo que cubrí bastante información sobre lactancia en este post. El siguiente post será sobre las crisis y almacenamiento. Espero que ésta información les sirva para que continúen dando pecho y no se dejen llevar por lo que les dice la abuela, la mamá e incluso algunos doctores (¡se tenía que decir y lo dije!). Si están teniendo dificultades BUSQUEN APOYO (sin pena), en Nicaragua hay varias personas certificadas y capacitadas en lactancia materna que las pueden ayudar y una de ellas es Gabriela Narváez de Ciao Mamma. Si tienen alguna duda o pregunta la pueden contactar escribiéndole a su correo gnarvaezs12@gmail.com o a través de su Instagram CiaoMammaNic. Les recuerdo que Ciao Mamma tiene grupos de apoyo de lactancia los últimos sábados de cada mes y son COMPLETAMENTE GRATIS. Los grupos de apoyo han sido la salvación para muchas mamás así que les recomiendo ir si están pasando por una situación difícil.

Pediatras Pro-lactancia:

  • Dr. Cesar Gutierrez Quant

Hospital Vivian Pellas

Tel: 88832440

  • Dra. Mariale Montealegre

Hospital Vivian Pellas

Tel: 88077715

  • Dra. Fernanda Martinez

Villa Fontana

Tel: 2270-2960

  • Dr. Erasmo Martinez Rivas

Pediatra en Casa

Tel: 87256282

¡Bendiciones!